fbpx

Ventajas de una casa nueva vs casa que ya existe

Las casas prefabricadas tienen ventajas evidentes sobre las convencionales: mayor rapidez, eficiencia energética, proceso sin complicaciones, diseño propio y otras características que repercuten en ahorro económico para nuestros bolsillos.

Sin embargo: ¿también poseen ventaja sobre una casa que ya existe, es decir, de segunda mano? ¿Las ventajas comparativas de las casas prefabricadas son solo si se enfrentan a viviendas tradicionales de nueva construcción o también contra las casas que ya existen?

Esperamos poder dar respuesta a tus dudas.

¿Me compro una que ya existe o me la construyo nueva?

Buena pregunta y, aunque como ya sabes, no nos gusta darte respuestas tajantes, tenemos que ser claros: si lo que quieres es una casa a tu medida, es mejor una casa nueva.

Quizá te dé pereza plantearte las casas prefabricadas haciendo una casa nueva. Has hablado de ahorro, de velocidad en el proceso y muchas más ventajas, pero no das el paso. Sin embargo, encontrar casas que se ajusten a lo que buscas, que tengan el diseño que buscas, la ubicación, distribución e incluso el tamaño ideal se hace complicado.

A lo mejor resulta que sí, que la encuentras, pero es demasiado grande y por más calefacción o aire acondicionado que uses, ni se caliente ni se enfría. O a lo mejor eres soltero y no necesitas tantas habitaciones y viceversa. Puede que tenga un aparcamiento cuando no tienes coche o que tenga solo un baño y debas meterte en obras.

Por tanto, no podemos darte una respuesta a tu caso, pero nosotros lo tenemos claro: mayor libertad y posibilidades la da, sin duda, una casa nueva.

Características de una casa que ya existe

Tiempo. Una casa ya construida posibilita acelerar los trámites. En el momento en que lleguemos a un acuerdo, nos dan las llaves y listo, a ocuparla. El problema es que dar con la casa que queremos, o que tenga el precio que podemos permitirnos, es difícil. Puede ser que sobre el papel suene mejor que en la realidad.

Diseño. Relacionado con el punto anterior en cierto modo, pues el diseño que queremos, desde esa cocina con la que soñamos, esas cristaleras que esperamos o el número de habitaciones que deseamos, puede ser complejo. Es posible encontrar, como una gran ventaja con respecto a una nueva, esa vivienda que se amolda a nuestro gusto como un guante, pero es poco probable. Por tanto, la posibilidad de obra para remodelar se abre en perspectiva, aumentando el presupuesto y la incomodidad.

Dinero. Una casa ya hecha a priori cuesta menos, y esta es la realidad. Sin embargo, no es lo mismo una casa tradicional nueva que una casa prefabricada nueva. Tampoco es lo mismo conseguir un buen precio y luego tener que dar su parte al intermediario, a la inmobiliaria o a esos técnicos y obreros que contrataremos para revisar nuestra casa o para reformar o redecorar aquellos aspectos que no nos gustan.

Características de una casa de nueva edificación

Tiempo. Una casa nueva requiere en la planificación más tiempo, no solo para escoger aquello que queremos sino también para el papeleo, permisos y negociar una hipoteca para una casa nueva con el banco, pero decidirse por una casa prefabricada ya nos compensaría esta aparente desventaja en relación con una ya construida. Además, el ahorrarnos el dar vueltas para encontrar la vivienda que buscamos también supone ahorro.

Diseño. Evidentemente, como ya te hemos comentado, si hacemos una casa nueva podemos escoger nuestro diseño, que se amolda así más fácilmente a nuestros gustos, vivencias, modo de vida, objetivos… Trabajamos codo con codo con el arquitecto o con la empresa y podemos ir guiando (y dejándonos guiar) en todo el proceso. Esta comunión con tu casa, y si encima la haces en tu parcela, esta sensación de “cosa tuya” y propia, no la tiene una casa ya comprada. Una casa a medida es una satisfacción, y se puede partir de diseños previos para modificar, facilitando mucho el proceso.

Dinero. Sí, aunque pueda parece contradictorio, supone ahorrar. Porque a lo mejor una casa de 200 metros cuadrados no es para nosotros, porque somos solteros o porque su mantenimiento es un infierno. El poder escoger en nuestro diseño aquello que queremos y desechar lo que no queremos, supone más dinero para nuestro bolsillo que podemos reinvertir en mejorar la eficiencia energética, mobiliario, caprichos como piscinas, etc.

Conclusión de la comparación entre casa nueva y casa que ya existe

Si bien es cierto que los precios, tiempo y demás procesos dependen tanto de aquello que se ve (los metros cuadrados, la calidad de los materiales, los acabados, los papeleos, impuestos) como de lo que no se ve (tiempo en la búsqueda, en la construcción, la eficiencia energética a corto, medio y largo plazo, poseer o no parcela propia, nuestro modo de vida), la comparativa parece hacer ganar a la casa nueva.

Ambos dos procesos poseen ventajas y desventajas, que como has podido ver no hemos querido ocultarte. Sin embargo, al poner por puntos las características de cada una de ellas podemos tomar una decisión más razonada, con una base sólida. Y aquí es donde nos decantamos.

Lo hacemos por la casa nueva, sobre todo si es casa prefabricada, aun cuando cada persona es un mundo y cada caso (y casa) es particular. Depende de tus decisiones aumentar o disminuir el precio, lógicamente, pero algunos expertos aseguran un ahorro de hasta un cuarto en el presupuesto si nos decidimos por la construcción nueva.

 

¿Quieres ver el mayor catálogo de empresas y casas prefabricadas de España?

Elige tu estilo, tipo de construcción, superficie... ¡lo que quieras!

Y si quieres, puedes ponerte en contacto directamente con las empresas y pedirles más información o un presupuesto sin compromiso. Es gratis, sencillo y rápido.

Solo aquí, en Casalium.

Ver el catálogo de casas prefabricadas y modulares

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.