fbpx
¿Qué son las casas prefabricadas? ¿Qué son las casas prefabricadas?

¿Qué son las casas prefabricadas?

Obras, tiempo impredecible, dinero… Comprar una vivienda y que esté a nuestro gusto, no es fácil. Si a eso le unimos que en las ciudades de hoy en día el espacio es cada vez más restringido, te puede esperar un infierno. ¿Por qué no pruebas con las casas prefabricadas?

Casas prefabricadas: solución inteligente

Las casas prefabricadas es un tipo de vivienda para cuya construcción se necesitan varios módulos ya fabricados que luego se transportan de manera individual y, como si fuera un gran juego de Lego o un puzle gigante, se ensamblan sobre el terreno.

Por tanto, hablamos de una construcción veloz, barata (pues se realiza en serie), que se amolda al gusto del cliente y que, encima, es limpia y ecológica.

Todo el ahorro en maquinaria, energía y obreros, repercute en nuestros bolsillos y en la Naturaleza. Dos pájaros de un tiro.

Tipos de casas prefabricadas: una para cada necesidad

Ya te hemos comentado que las casas prefabricadas nos permiten edificar a nuestro gusto. Sin embargo, hay un importante matiz que ha de tenerse en cuenta: existen las casas prefabricadas fijas y las casas prefabricadas móviles.

Así es. La primera tiene la ventaja de hacerla a nuestro gusto, algo que no puede hacerse con las tradicionales, pero una vez ensamblada y tras proceder a su montaje en el lugar indicado ya no podrás modificarla.

Las segundas, por el contrario, sí son móviles, y pueden ser desplazadas por su ligereza.

En estas casas, que habrás visto seguramente en catálogos de arquitectura moderna o documentales de televisión, son las que llevan ruedas articuladas y se desplazan por remolque.

La primera tiene la ventaja de su espacio sin límites más allá de tu propiedad, pero la desventaja de luego ya no poder modificarlo (aunque como a cualquier casa se pueden añadir partes), mientras que la segunda es móvil, pero más de 70 m² no se aconseja.

Estilos de casas prefabricadas: en la variedad está el gusto

casas prefabricadasNo, no nos referimos a diseños. Nos referimos a los materiales utilizados.

Efectivamente, el mercado dispone de multitud de materiales que nos facilitan la vida.

Por ejemplo, la madera o PVC son mejores para las casas prefabricadas móviles (lo que no quiere decir que no puedas usarlas también en las fijas), mientras que la madera, además de otros materiales, como el hormigón o el acero, podrían ser mejor para las casas prefabricadas fijas.

La madera es muy usada, pues concuerda muy bien con esta visión ecológica del mundo y es económica, aunque requiere una mantenimiento (darle una capa de pintura) cada cierto tiempo (unos 20 años).

El PVC, como derivado del plástico, también es barato, y necesita menos mantenimiento que la madera.

Materiales más constructivos, y más duraderos, son ya los dos últimos, el hormigón y el acero.

El hormigón es fuerte, sus planchas cuentas con varios diseños donde escoger y además su acabado se asemeja ya a una casa estándar.

Otra alternativa sería el acero. El acero, asociado a la arquitectura contemporánea, es también resistente y duradero. A diferencia del hormigón u otros donde necesitaríamos una obra más profunda en caso de reforma, el acero facilita esa labor futura.

Cuándo pensar en edificar una casa prefabricada

Cuando queremos una primera vivienda que no esté en el saturado mundo urbano o que sea un piso en un bloque de viviendas, o si disponemos de un pequeño terrenito en el campo para una segunda vivienda, las casas prefabricadas se muestran como la opción ideal.

Si además estás concienciado con el medio ambiente, quieres poner en alquiler una vivienda o, simplemente, estás jubilado o quieres una vivienda asequible y familiar para vacaciones, las casas prefabricadas son prácticas, rápidas… y baratas.

 

Más en esta categoría: Ventajas de las casas prefabricadas »