fbpx

Pavimentos personalizados

Los pavimentos industriales son suelos que están especialmente pensados para el desarrollo de una actividad concreta. Pueden encontrarse no solo en almacenes y fábricas, sino también en viviendas, oficinas, laboratorios, hospitales, etc. Y como no tienen las mismas necesidades una nave para almacenaje, un almacén de frutas, una empresa de productos químicos, una casa y un centro hospitalario, cada suelo deberá tener unas características diferentes para resultar útil, duradero y efectivo.

Es por ello que un buen pavimento industrial debe ser personalizado y específico para cada actividad, logrando así unos resultados excelentes y una vida útil muy larga que ahorre dinero a medio y largo plazo.

Suelos industriales con características especiales

Antes de elegir un suelo para una empresa, lo mejor es dejarse asesorar por expertos en pavimentos industriales, pues cada negocio tiene unas necesidades concretas.

Algunas de las características más demandadas entre los suelos industriales son las siguientes:

• Que ofrezcan resistencia a la abrasión y a las altas temperaturas, pues suelen soportar mucho tránsito, incluido de maquinaria pesada.

• Que resistan el contacto con productos químicos abrasivos, especialmente en la industria química.

• Que sean antideslizantes, para evitar resbalones y accidentes que puedan provocar bajas laborales y pérdidas en la empresa.

• Que sean continuos para evitar la acumulación de suciedad en las juntas.

• Que tengan propiedades ignífugas para evitar el avance del fuego y frenar la explosión de sustancias inflamables.

Es por ello que dos de los materiales más utilizados en la industria son la resina epoxi y el poliuretano, pues reúnen gran parte de las características mencionadas anteriormente. Aunque también se puede trabajar con poliuretano-cemento y otros materiales que se adapten a las necesidades concretas de cada empresa.

Pavimentos industriales pensados para el futuro

Los pavimentos industriales también se reinventan y cambian con el tiempo, y ahora existen algunos suelos que están preparados para dar respuesta a las necesidades del futuro.

Pavimentos de alta planimetría

Este tipo de suelos son imprescindibles en los almacenes que están pensados para incorporar tecnología AGV (Sistema Automático de Guiado). Las naves en las que los robots se encargan de almacenar y transportar la mercancía sin apenas asistencia humana necesitan pavimentos completamente planos, sin importar cómo de grande sea la nave.

Una pequeña desviación podría traducirse en fallos y problemas de almacenaje, y es que, con estanterías de gran altura, unos milímetros de desnivel en el suelo se convierten en pérdidas de varios centímetros o incluso de varios metros en altura.

Pavimentos sanitarios antibacterianos

Asimismo, existen nuevos procedimientos especialmente pensados para suelos sanitarios donde se necesita mantener una higiene máxima. Es el caso de los suelos sanitarios antibacterianos que permiten lavados a altísima temperatura para eliminar cualquier tipo de bacteria, patógeno o virus que haya podido entrar en contacto con el suelo.

Este tipo de suelos suelen ser de resina de epoxi o de poliuretano porque, además de soportar lavados a altas temperaturas, son asépticos y continuos para evitar que se acumule suciedad en las juntas, previniendo la adhesión de sustancias a su superficie y facilitando una limpieza rápida, sencilla y eficaz.

Otros artículos de interés

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.