fbpx

Las casas Passivhaus o cómo unir confort, ahorro de energía y diseño

Passivhaus es uno de los principales estándares que existen de casas pasivas; es decir, un patrón de vivienda ecológica y sostenible. El principal atractivo de este modelo de casas es que no necesitan de tanta energía eléctrica o de gas como una tradicional; esto tiene dos puntos positivos: por un lado, es mucho más sostenible para el medio ambiente, ya que la generación de energía eléctrica y de gas puede generar un impacto en el medio ambiente; al mismo tiempo, al reducirse el consumo de energía, se reduce por consiguiente la factura mensual de la electricidad y del gas.

 

Las tarifas eléctricas y de gas en una casa pasiva

 

Si bien es verdad que invertir en una casa pasiva puede ser un poco más caro, lo cierto es que al final se compensa con lo que dejas de pagar en tus facturas de luz y de gas. En cualquier caso, eso no significa que si llegas a una casa pasiva no vas a necesitar de este tipo de energías, ni mucho menos. Y es que lo que permite la casa pasiva es que al ser una vivienda correctamente aislada, el consumo en calefacción es mucho menor. Lo mismo ocurre con la iluminación, ya que las ventanas se suelen ubicar para aprovechar al máximo la luz solar.

 

En cualquier caso, para la lavadora o el internet vas a necesitar de electricidad. En este sentido, tendrás que dar de alta la luz en tu casa pasiva. Dar de alta la luz en una vivienda nueva no es un trámite gratuito; tendrás que abonar una serie de tasas a tu distribuidora asignada, todas ellas reguladas, para dar de alta la luz en tu casa pasiva. Una vez que hayas iniciado el proceso, el tiempo estimado para que el consumo pueda hacerse efectivo es de hasta siete días laborables máximo a partir de la tramitación de la solicitud. Lo mismo ocurriría con el gas, en caso de necesitarlo.

 

Por supuesto, este trámite solo es necesario si en tu casa pasiva no hay todavía suministro eléctrico. En caso contrario, lo habitual es hacer un cambio de titular de la luz y el gas. Con esto nos referimos a cambiar el nombre al contrato de la luz o del gas con Iberdrola o la comercializadora con la anterior titular tenga el contrato. Esto implica, pues, que seguirías con el antiguo contrato anterior. Por eso, antes de hacer el cambio, es interesante que eches un vistazo a las condiciones de las tarifas para ver si se adaptan a tu consumo habitual. Y, aprovechando que es una casa pasiva, quizás podrías apostar por un contrato 100% verde.

 

¿Todas las casas pasivas son iguales?

 

Aunque todas se llamen de la misma manera, no todas las Passivhaus son iguales. En lo único que coinciden es que todas, absolutamente todas, son eficientes energéticamente, pero el diseño es distinto en cada una. En ese sentido, una casa pasiva puede tener el diseño con el que siempre has soñado, y además gracias a su aislamiento térmico y acústico, así como a la arquitectura bioclimática, al diseño se le une un confort que no consiguen las viviendas más tradicionales. Y si a todo esto le sumamos que una casa pasiva puede conseguir reducir el precio a pagar por la calefacción a 50 euros anuales, tal y como se puede leer aquí, ¡todo es aún mejor!

 

¿Quieres ver el mayor catálogo de empresas y casas prefabricadas de España?

Elige tu estilo, tipo de construcción, superficie... ¡lo que quieras!

Y si quieres, puedes ponerte en contacto directamente con las empresas y pedirles más información o un presupuesto sin compromiso. Es gratis, sencillo y rápido.

Solo aquí, en Casalium.

Ver el catálogo de casas prefabricadas y modulares

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.