fbpx

Conseguir una hipoteca para casas prefabricadas

Una hipoteca para casas prefabricadas no debe suponer ningún tipo de excepcionalidad, y debería de poder conseguirse tal como si fuéramos a conseguir una hipoteca normal para cualquier vivienda convencional.

Naturalmente, el precio que estés dispuesto a pagar por tu vivienda, así como del monto inicial que ya dispongas, variará el comportamiento de tu entidad bancaria. Por este motivo no podemos decirte cifras exactas, pues cada usuario tendrá su propio plan personalizado. Pero sí que vamos a explicarte un poco de manera general qué se necesita y en qué consiste una hipoteca para casas prefabricadas.

Documentación y normativa para una hipoteca para casas prefabricadas

Antes de que te concedan una hipoteca lo normal es mostrar que tenemos todo en regla y la documentación perfectamente ajustada. En definitiva, nuestra seriedad y formalidad, algo que se exige no solo para una hipoteca para casas prefabricadas sino para cualquier hipoteca general o de trato con nuestra entidad bancaria.

Pero no te preocupes, pues es lo lógico y lo esperado: todo el papeleo obligado tanto a nivel autonómico, nacional y de ámbito europeo. Eso incluye el correspondiente registro, catastro, revisión técnica, proyecto de vivienda con aprobación del Colegio de arquitectos, licencia de obras, que se cumple con la normativa UE de 2012 sobre eficiencia energética…

Puede ser pesado, lo entendemos, pero solo dando seguridad conseguiremos nuestro objetivo y en las mejores condiciones.

Préstamo o hipoteca para casas prefabricadas

Las hipotecas para casas prefabricadas suelen “reservarse” por parte de los bancos para precios de compra superiores a los 45-50 mil euros. No significa que no podamos obtener una hipoteca para ese precio, pero en principio no es lo que nos ofrecen.

¿Y qué nos ofrecen? El llamado préstamo o préstamo personal. Algunos especialistas ven con buenos ojos esta opción bancaria. Eso es debido a que mucho de los requisitos burocráticos que ya te hemos comentado y que suponen un gasto administrativo (tasas, pagos), no se necesitan realizar. No nos referimos a que no debas conseguir esos permisos, pero sí que pasos como el de Registro de la propiedad o notario, por poner ejemplos, están exentos.

Su éxito, gracias a pagar menos comisiones o vinculaciones, ha hecho crecer este tipo de préstamos personales a niveles impensables hace unos años. Pero hay una cara B, como es que el tipo medio es el doble e incluso el triple que una hipoteca ya, que al concederse en plazos reducidos (una década a lo sumo frente a los 25-30 años de una hipoteca “normal”), pagamos más.

La hipoteca, por tanto, entendida como una financiación sería la opción ideal, sobre todo si superamos cifras de 50 mil euros, como ya te hemos comentado. Por lo demás, las cuotas ya dependerán de nuestro monto inicial, ofertas bancarias, situación económica concreta al momento de pedirla…

hipoteca para casas prefabricadas

Hipoteca Autopromotor

Una ventaja que tienen las casas prefabricadas es la posibilidad de la llamada hipoteca Autopromotor. Esta hipoteca para casas prefabricadas es una modalidad pensada para particulares que se quieran construir su propia casa. Ideal, por tanto, para este tipo de construcción.

Para ello, debe ser un bien inmueble, puesto que al ser una casa prefabricada que pudiera tener la posibilidad de ser móvil, el banco podría entender que es un bien mueble y no concederla. Por tanto, y como ya te hemos comentado antes, la documentación que presentemos y demostremos es esencial.

Normalmente el monto no supera el 75% de todo el conjunto, es cierto, y tampoco hay que esperar que te concedan una que supere los treinta años, pero aun así es una genial opción ya que gracias a que las casas prefabricadas son más baratas que una de obra, el ahorro puede ser invertido en las cuotas o en otro tipo de hipotecas más “osadas” o diferentes.

Conclusión

Cualquier producto financiero puede llegar a ser complejo, como cada día podemos comprobar escuchando las noticias en radio o televisión. Es por ello que siempre es bueno asesorarse, ya sea en el propio banco o, mejor, de manera independiente con un experto.

Pero más allá de estas precauciones, que nunca están de más cuando nos enfrascamos en el complejo mundo de la compra de una vivienda, el conseguir una hipoteca para casas prefabricadas (o préstamo personal, como tú decidas), no debería suponer ningún tipo de escollo insalvable, pues una casa prefabricada es tenida y tratada por cualquier banco como cualquier otra vivienda.

Luego, ya dependerá de la capacidad económica o personal de cada uno extraer las mejores condiciones que se amolden a nuestra situación particular.

 

¿Quieres ver el mayor catálogo de empresas y casas prefabricadas de España?

Elige tu estilo, tipo de construcción, superficie... ¡lo que quieras!

Y si quieres, puedes ponerte en contacto directamente con las empresas y pedirles más información o un presupuesto sin compromiso. Es gratis, sencillo y rápido.

Solo aquí, en Casalium.

Ver el catálogo de casas prefabricadas y modulares

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.