fbpx
Hipoteca Autopromotor, la solución perfecta para las casas prefabricadas Hipoteca Autopromotor, la solución perfecta para las casas prefabricadas

Hipoteca Autopromotor, solución para casas prefabricadas

Es sabido que los resultados de una casa prefabricada hoy en día son tan excelentes como los de una vivienda convencional. Es más, dependiendo de diferentes circunstancias y detalles podrían ser incluso superiores: precio asequible, velocidad y limpieza constructiva, adaptabilidad a diferentes diseños y modos de vida…

Entonces, hemos de suponer que si en nada se diferencian de las casas convencionales y que incluso tienen ventajas exclusivas, también podremos financiarla o que también tendrán ventajas que no poseen las convencionales a la hora de pedir una hipoteca, ¿verdad? Pues sí, y aquí entra la hipoteca Autopromotor.

La hipoteca Autopromotor: explicación básica

Aunque existe la modalidad de casa prefabricada móvil, la construcción típica de una casa prefabricada entiende que el cliente es propietario o, al menos, dispone de un terreno para edificar y construir la vivienda, que quedará fija en un terreno.

Con esta base, entonces la solución ideal es la llamada hipoteca Autopromotor. Esta hipoteca está pensada para particulares, para particulares que vayan a construir su propia casa, como su nombre indica, por lo que las casas prefabricadas y sus características específicas entrarían dentro de esta categoría.

Al cumplir con los requisitos, y previo tenencia de la licencia, ya se puede negociar con el banco. Por tanto, no podemos darte condiciones específicas, puesto que el monto, duración, fracciones, etc., dependen de cada entidad, así como de la capacidad económica que cada cliente tenga de inicio.

Algunos fabricantes advierten a sus clientes que el suponer que nos van a conceder una hipoteca Autopromotor por una duración que supere los treinta años o por un monto que supere el setenta y cinco por ciento del total (tres cuartos), es poco probable. Normalmente, las grandes entidades bancarias reservan un porcentaje del préstamo para la inscripción final.

A pesar de todo, y como ya te hemos comentado, cada banco es un mundo, y cada situación individual de cada cliente y entidad marcará la diferencia.

Cómo nos conceden una hipoteca Autopromotor

Como en otros servicios bancarios, y más concretamente los relacionados con la hipoteca, debemos cumplir una serie de características para poder recibir nuestra hipoteca Autopromotor. Es verdad que cada banco es diferente, y los habrá que ofrezcan ventajas que otros no ofrezcan, o que un banco tenga determinada ventaja y viceversa, pues cada uno tiene sus pro y sus contra. Comparar es la clave.

Pero en términos generales, y al igual que en la vivienda convencional, podremos financiar una compra vía hipoteca siempre que sea obviamente un bien inmueble. Parece una frase hueca, absurda, pero no lo es: en el momento en que nuestra casa prefabricada lo haga sobre suelo rústico o fuera una casa prefabricada de la modalidad móvil (y, por tanto, ya no estaría inscrita en el registro de la propiedad), el banco entiende que es un bien mueble.

Además, algo también lógico, es que dicho inmueble esté adaptado a la normativa y disposiciones legales nacionales y supranacionales correspondientes, incluyendo la licencia municipal y su registro, que se construya sobre suelo urbanizable, disponer de la parcela en propiedad, que tenga el visado arquitectónico (con revisiones de la cimentación, fachada, suelo, etc.) y que sus materiales sean los correctos.

Materiales como hecho diferencial

Sí, que los materiales sean los correctos hemos dicho como último consejo en el punto anterior. Y es que este último punto tampoco es baladí para que nos concedan una hipoteca Autopromotor o para que nos la concedan con las máximas ventajas.

Aunque hoy en día lo mismo da que escojamos acero, hormigón o madera, pues las casas prefabricadas son asequibles, durables y de mantenimiento nulo o, al menos, mantenimiento sencillo o cada mucho tiempo, a la hora de que se nos conceda una hipoteca para un banco no será lo mismo una casa de hormigón que una de madera, donde un accidente puede ser más fatal.

Si bien esto puede pensarse como algo más relacionado con un seguro (cualquier usuario de automóviles sabe que no es lo mismo una marca que otra, material que otro, clima o poseer o no poseer estacionamiento propio), y que un banco esto no lo tiene en cuenta, sí que lo tiene a la hora de conceder una hipoteca general y, por ende, una específica hipoteca Autopromotor.

Esto es así porque la directiva europea (Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 25 de octubre), que modificaba otras anteriores y que es relativa a la eficiencia energética, tiene mucho peso. Si vas a construirte la casa prefabricada en un Estado miembro, la parte de la eficiencia energética en el hogar tiene que estar cumplida, aun cuando sea una casa prefabricada, si no, la hipoteca Autopromotor será denegada casi con seguridad.

Conclusión

La hipoteca Autopromotor se muestra excelente para poder financiar nuestra casa prefabricada sin sobresaltos. Es verdad que no es una hipoteca mágica ni que no se conceda en la construcción de vivienda tradicional, pero dada las particularidades de las casas prefabricadas podemos decir que es aquí donde más se aprovechan sus ventajas.

Y es que por las características propias de la construcción de casas prefabricadas (más velocidad constructiva, posibilidad de traslados de piezas de fábrica al terreno, menor gasto energético en su construcción, etc.), nos permitimos que todo el ahorro de tiempo y dinero repercuta en mejores facilidades a la hora de que nos concedan la hipoteca Autopromotor así como a la hora de pagar las correspondientes cuotas.

Por tanto, tanto si lo hacemos solos como si la proyectamos con alguna empresa especializada, es importante adecuar el diseño a nuestras necesidades y presupuesto, con precios y plazos cerrados, con contrato con fecha de terminación y objetivos coherentes y sensatos.

¿Quieres ver el mayor catálogo de empresas y casas prefabricadas de España?

Elige tu estilo, tipo de construcción, superficie... ¡lo que quieras!

Y si quieres, puedes ponerte en contacto directamente con las empresas y pedirles más información o un presupuesto sin compromiso. Es gratis, sencillo y rápido.

Solo aquí, en Casalium.

Ver el catálogo de casas prefabricadas y modulares

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.