fbpx
Guía de las casas de acero prefabricadas Guía de las casas de acero prefabricadas

Guía de las casas de acero prefabricadas

Duradero, pero flexible, resistente pero ligero: el acero es un material que las casas de acero prefabricadas aprovechan al máximo gracias a sus especiales características.

El acero es nada más y nada menos que una mezcla de hierro con un porcentaje de carbono. Si bien es cierto que la mayor o menor dureza dependen de su temperatura o porcentaje de carbono, su maleabilidad, dureza y elasticidad lo hacen ideal para multitud de usos, pero especialmente en la construcción (el campo que nos interesa), y que hacen de las casas de acero prefabricadas una opción a tener en cuenta.

¿Cómo se construyen las casas de acero prefabricadas?

casas prefabricadas de acero construccionComo ocurre con el hormigón, suelen fabricarse en módulos que se trasladan luego a la parcela escogida y montada sin ningún tipo de problemas.

Hemos de decir que aunque cuenta con el sistema tipo “cadena de montaje” típico de cualquier casa prefabricada, las casas de hacer prefabricadas no tienen un solo camino ni una fabricación o montaje de tipo universal.

Pero en regla general, podemos decir que se basan en una base de estructura metálica. Al tener esta base metálica, junto con materiales de aislamiento que se pueden colocar en esta fase primitiva del alzado, más los esperados cierres de las fachadas y acabados exteriores finales (donde ya entra en juego tus gusto y preferencias), nos aseguramos velocidad constructiva y económica sin abandonar la excelencia.

¿Cuánto valen las casas de acero prefabricadas?

Es complicado decir precios, pues una vez más nuestras propias necesidades, ideas, añadidos caprichosos, tamaños y estilo de vida hacen variar la factura. No obstante, podemos hablar de un precio medio que estaría rondando los 60.000€ aproximadamente. No tomes este precio como definitivo, pues como te decimos puede aumentar o disminuir dependiendo de la empresa, metros cuadrados, características, equipamientos…

Añadir asimismo que, mientras que el hormigón para las casas de hormigón prefabricadas se ha abaratado, el acero para las casas de acero prefabricadas ha aumentado.

Pero no te asustes. Eso no quiere decir que sea caro, todo lo contrario: al ser acero, un material duro pero ligero, hace que se necesite menos cantidad del mismo para edificarla. Así, las casas siguen manteniendo un precio por debajo de las tradicionales, así como un precio competitivo en comparación con otras casas prefabricadas, pero sin descuidar la calidad exigida.

Características de las casas de acero prefabricadas

Rapidez y ahorro

Las casas prefabricadas son rápidas en general, pero hay que reconocer que las de acero son especialmente rápidas, pues su material no necesita de cuidados de ningún tipo ni al producirlo ni al transportarlo. Eso supone ahorro, claro. Pero encima, y si así lo deseamos, podemos combinar el acero con otros materiales. Al no tener que construir la casa necesariamente entera de acero, especialmente aliado es el hormigón, con lo que ahorramos aún más, abaratando.

Múltiples posibilidades

casas prefabricadas de acero salonNo solo es uno de los materiales ideales para “mezclar” con otros, tales como el hormigón, madera o vidrio, creando formas sugerentes y espectaculares, sino que también de por sí posee características propias, como el acero galvanizado, que nos asegura, gracias a sus múltiples capas de zinc, aún más durabilidad. Si lo combinamos con otros materiales, (especialmente lujosa nos quedará con vidrio), las casas de acero prefabricadas son las preferidas por los arquitectos y los usuarios más osados e imaginativos.

Durabilidad

El acero 100% inoxidable, por tanto anti corrosivo y anti humedad, y gracias a su base de hierro, lo hacen casi infinito. El galvanizado, por si fuera poco, lo hacen casi eterno. Por tanto es una inversión sensata, que merece la pena, y que hace que tu propiedad con el tiempo no solo no pierda sino que se revalorice.

Nulo mantenimiento

Gracias a su material, el acero, con las casas de acero prefabricadas no necesitas hacer nada para que se mantenga como el primer día.

Ecológicas y limpias

El acero es un material que aísla el interior de la vivienda bastante bien, tanto de las inclemencias térmicas como sonoras. Además, el acero no se agrieta, deteriora o pierde sus prestaciones, lo que nos asegura que este aislamiento no se resienta con el paso del tiempo o el estrés del material.

Este detalle, que supone ahorro energético y menos contaminación, y su limpieza (especialmente su característica inoxidable) junto a su nulo mantenimiento (que evita que tengamos que usar productos agresivos para el medio ambiente), permiten declarar con rotundidad que las casas de hacer prefabricadas son de las más respetuosas con el medio ambiente del mercado.

Cuidado/mantenimiento de las casas de acero prefabricadas

Las casas prefabricadas habitualmente no necesitan ningún mantenimiento y, en caso de necesitarlo, suele ser algo prácticamente anecdótico y fácil de realizar: un pequeño barnizado cada muchos años en caso de casas de madera, una cierta revisión por allá… Pues bien, las casas de hacer prefabricadas son las más fáciles de cuidar sin lugar a dudas.

El acero no se pudre, no es atacado por plagas, no se quiebra, no se ensucia… Su aleación es lo suficientemente dura, pero a la par maleable, lo que nos evita problemas de cualquier tipo.

Si encima hemos escogido acero galvanizado, que gracias a sus componentes de zinc nos asegura unas características inoxidables casi invencibles, podemos hablar sin miedo a equivocarnos de una casa para muchos, muchos años.

Por tanto, las casas de acero prefabricadas guardan todas las características que han hecho grandes a las casas prefabricadas pero, además, y gracias a su opción tanto individual como combinada con otros materiales, nos permiten edificarlas en múltiples diseños con la seguridad de que el paso del tiempo apenas las afectará.