fbpx

Eligiendo nuestra ducha

La ducha es uno de los elementos más importantes de nuestro baño y hacer una buena elección influirá no solo en el aspecto de la estancia, sino también en lo funcional y cómoda que acabe siendo esta parte de la casa que es clave en el día a día de cualquier hogar.

Por ello, antes de que empieces a ver modelos de mamparas y de platos, es interesante que sepas qué tipos de platos y mamparas existen.

Qué plato de ducha elegir

En los hogares españoles, los platos ducha han sustituido casi por completo a las bañeras. Son más cómodos, más accesibles, más fáciles de limpiar y ayudan a dar sensación de amplitud. Para lograr una buena estética, es importante seguir algunas recomendaciones, como, por ejemplo:

• En un baño rectangular, lo ideal es colocar la ducha en la pared del fondo para que exista un equilibrio visual.

• En un baño irregular, la recomendación es que la ducha esté entre las paredes que son diferentes o en un saliente

• En un baño cuadrado, lo óptimo es que se coloque el pie de ducha en un lateral (ya sea el izquierdo o el derecho

Y una vez sabes cuál es el mejor sitio para colocar tu ducha, toca saber qué plato comprar. Los hay cuadrados, rectangulares y curvos. Estos últimos, los curvos, son los que menos espacio ocupan y se recomiendan en cuartos de baño pequeños, pues de esta forma se les puede dar más espacio al inodoro y al lavabo. Por otro lado, los rectangulares y cuadrados se pueden usar según el espacio disponible y las preferencias del usuario.

Como puedes ver, todo dependerá del tamaño y la distribución de tu cuarto de baño, pero de forma orientativa, sí podemos decirte que la medida mínima recomendada para un plato de ducha es de 90x120 cm. Con estas dimensiones, podrás ducharte con comodidad, sin sentir las paredes demasiado cerca y contando con espacio suficiente para colocar otros accesorios como grifos, estantes para los productos de higiene, etc.

Por otro lado, los platos de ducha también varían según el material en que estén fabricados. La solución más económica y frecuente son los platos de cerámica, pero existen otras opciones, como por ejemplo los platos de resina, que son muy resistentes a los golpes y ofrecen un diseño moderno y minimalista. Asimismo, se pueden comprar de piedra natural, que se hacen a medida en pizarra, mármol o granito, o pies de ducha acrílicos.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una mampara de ducha

Una vez sepamos dónde vamos a colocar el pie de ducha, qué forma va a tener y qué dimensiones, es hora de comparar distintos modelos de mamparas de ducha. Las mamparas transparentes triunfan porque dan una mayor sensación de amplitud, y cada vez la perfilería es más pequeña, casi invisible, para conseguir mayor sensación de transparencia y espacio abierto.

¿Y qué tipo de puerta debería tener nuestra mampara? Si el baño es amplio, se pueden instalar puertas batientes, que por regla general necesitan 45 cm frente a la ducha para poder abrirse. Pero lo cierto es que la gran mayoría de mamparas suelen instalarse con puertas correderas, que no le restan ni un cm al baño. Además, es posible instalar paneles fijos.

Y, ¿de qué están hechas las mamparas? Pues antes el material estrella era el acrílico, pero ahora se fabrican en cristal templado de seguridad. Como hemos comentado más arriba, las mamparas transparentes son las más habituales, pero para aquellas personas que deseen un mayor grado de intimidad, hay disponibles paneles translúcidos, serigrafiados o decorados.

Como ves, hay muchos elementos a tener en cuenta a la hora de elegir una ducha, pero lo bueno es que podrás eliminar muchas opciones según las dimensiones, la forma y la distribución de tu baño. Tómate tu tiempo, analiza la estancia, piensa en tus necesidades y ¡a disfrutar creando tu baño perfecto!

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.