fbpx

Aislamiento insuflado con lana de roca

En España es muy frecuente que las casas y pisos se construyan con fachadas de doble hoja, con una cámara de aire en medio que ayuda a aislar la casa. Pero ¿qué ocurre si queremos más aislamiento para hacer que nuestra casa sea más eficiente y acogedora?

Si buscamos mayor protección frente al calor, el frío y el ruido, ahora existen técnicas como el aislamiento insuflado para que no tengamos que conformarnos con el aislamiento que incorporaba nuestro hogar cuando lo compramos.

Aislamiento insuflado: ¿cómo funciona?

Este tipo de aislamiento es ideal para las casas con fachada de doble hoja, pues con esta técnica la cámara de aire interior se rellena por completo de lana de roca, consiguiendo un nivel de aislamiento muy superior al que ofrecía la cámara de aire.

Para introducir la lana de roca, se realizan pequeñas perforaciones en la pared y se insufla el aislante por secciones, rellenando por completo el hueco de aire y creando una capa aislante muy similar a la que se pondría si la casa estuviera en construcción y se colocase un panel de roca de lana. Los pequeños agujeros por donde se insufla el material, después se tapan y disimulan.

Lo bueno de este tipo de aislamiento es que se puede hacer tanto por dentro como por fuera de la casa, por lo que no solo es posible realizarlo en plantas bajas y casas particulares, sino que incluso permite mejorar el aislamiento de un piso de varias plantas, ya sea al completo o por secciones.

Lana de roca para proteger tu casa

La lana de roca es muy popular en la construcción, pues sirve para proteger las viviendas del frío, del calor y del ruido. Es un material fabricado a partir de lana volcánica y también es frecuente usarlo como protección frente al fuego y en lugares donde hay que controlar los niveles de humedad.

Al rellenar la fachada de una casa con lana de roca se consigue un mayor confort térmico en su interior. La temperatura se mantendrá más estable durante todo el año, y en verano e invierno se necesitará gastar menos luz eléctrica en aire acondicionado y calefacción, por lo el ahorro a medio y largo plazo es considerable. De hecho, se estima que un 30% de la energía que se pierde en un hogar es a través de sus muros exteriores, por lo que protegiendo tu fachada con lana de roca reducirás de forma notable la cantidad de calor y frío que se pierde por las paredes.

Beneficios del aislamiento insuflado

En resumen, entre los beneficios de este tipo de aislamiento destacan:

  • Se puede hacer en casas ya construidas, sin importar su antigüedad, siempre y cuando tengan paredes de doble tabique.
  • Aumenta el confort térmico y acústico durante todo el año
  • Reduce el consumo eléctrico tanto en verano como en invierno
  • No necesita obra y es un proceso rápido

Como puedes ver, este método para mejorar el aislamiento térmico y sonoro de una casa cuenta con numerosas ventajas y es una gran opción para aquellas viviendas con fachadas de doble hoja que desean mejorar la calidad de vida de sus habitantes, ayudándoles además a ahorrar un buen pellizco de la factura de luz.

¿Quieres ver el mayor catálogo de empresas y casas prefabricadas de España?

Elige tu estilo, tipo de construcción, superficie... ¡lo que quieras!

Y si quieres, puedes ponerte en contacto directamente con las empresas y pedirles más información o un presupuesto sin compromiso. Es gratis, sencillo y rápido.

Solo aquí, en Casalium.

Ver el catálogo de casas prefabricadas y modulares

Otros artículos de interés

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Le informamos que este Sitio Web utiliza Cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitarle la navegación y mostrarle información relacionada con sus preferencias. Si usted cierra esta ventana y/o si continua navegando, consideraremos que acepta su uso. No obstante, si lo desea, puede cambiar la configuración y obtener más información a continuación.